1. Leche de avena y canela
Tanto la avena como la canela son dos de los alimentos más recomendados por su maravillosa capacidad de reducir los niveles de azúcar en la sangre. Por su parte la canela es una especia a la que se le atribuyen grandiosos beneficios para mejorar la distribución de la glucosa a través de la insulina. En el caso de la avena es considerada uno de los superalimentos más en tendencia, se trata de un cereal con extraordinarios beneficios nutricionales y terapéuticos. Sus beneficios para mejorar la diabetes son grandiosos, principalmente se deben a su alto contenido en fibra e hidratos de carbono de absorción lenta, los cuales estimulan la actividad del páncreas y ayudan a estabilizar el azúcar en sangre.

¿Cómo preparar la leche de avena y canela?
Necesitarás:
1 taza de avena
2 litros de agua
1 ramita grande de canela
Modo de elaboración:
En un recipiente hondo agrega los dos litros de agua y agrega la taza de hojuelas de avena y remoja durante 12 horas.
Posterior al tiempo de reposo, cuela la avena. En el vaso de la licuadora agrega la avena remojada y la ramita de canela, licúa con un poco de agua hasta obtener un líquido suave y terso.
La recomendación es consumir de 1 a 2 vasos al día, es deliciosa y un gran remedio para nivelar la glucosa en sangre.

2. Ajonjolí y leche de coco
El ajonjolí es considerado un alimento funcional, esto quiere decir que reduce los riesgos de padecer algunas enfermedades como es el caso de la diabetes. Estas semillas, son pequeñas pero muy poderosas se destacan por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, fibra y potasio, que las vuelve un alimento con grandes propiedades para controlar la glucosa. Por su parte la leche de coco es un alimento completo, que se destaca por su alto aporte en fibra soluble es por ello un buen aliado para regular la glucemia.

¿Cómo prepararlo?
Necesitarás:
200 gramos de semillas de ajonjolí
1 litro de leche de coco (sin ningún tipo de endulzante)
Modo de elaboración:
El primer paso es tostar las semillas de ajonjolí, por lo que deberás colocarlas en un sartén pequeño a fuego medio hasta que adquieran un tono dorado.
Posteriormente deberás moler en el procesador de alimentos o licuadora las semillas de ajonjolí tostado.
En una cacerola mediana agrega un litro de leche de coco y permite que se caliente (sin hervir), agrega el polvo de ajonjolí tostado y disuelve hasta que se integre en su totalidad.
Permite que la leche enfríe y guárdala en un frasco de vidrio con tapa. Refrigera y consume de 1 a 2 vasos al día.

3. Infusión de manzanilla y canela
Esta deliciosa bebida caliente es una verdadera maravilla que se destaca por sus propiedades digestivas y calmantes, a la vez la combinación de la manzanilla y la canela es poderosa para tratar la diabetes. A pesar de que ambos ingredientes tienen magníficos usos medicinales, se destacan por contener principios activos que regulan y mantienen bajo control los altos niveles de glucosa en sangre, también son un extraordinario remedio antiinflamatorio.
¿Cómo preparar la infusión?
Necesitarás:
2 tazas de agua
20 gramos de flor de manzanilla
1 ramita grande de canela
Modo de elaboración:
En una cazuela pequeña agrega el agua y permite su ebullición. Vierte la flor de manzanilla y la ramita de canela. Infusiona a fuego lento por 5 minutos.
Cuela y reposa por 5 minutos más el líquido.
Sirve bien caliente y consume de 2-3 tazas de este remedio al día.