Ocho alimentos para bajar los niveles de azúcar en sangre

Llevar una buena alimentación es fundamental para las personas con diabetes tipo 2 que, además deben cambiar su estilo de vida para mejorar la salud y prevenir otras enfermedades

Hay una serie de síntomas que puede alertar de la enfermedad como: aumento de la sed, de las ganas de orinar y del apetito, fatiga, visión borrosa, entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies, úlceras que no cicatrizan o pérdida de peso sin razón aparente.

Es cierto que la edad, la herencia genética, pertenecer a una raza con mayor predisposición o tener un trastorno de tolerancia a la glucosa son variables no controlables pero hay otras que sí: la obesidad, el sedentarismo, tabaquismo, hipertensión arterial o colesterol alto. Y por supuesto, la alimentación.

De todos los nutrientes, los hidratos de carbono son los alimentos que más hay que vigilar. Después de comerlos, el organismo los convierte en glucosa (azúcar). Pero no todos los hidratos de carbono son iguales. Los diabéticos deberían por norma general (salvo en hipoglucemias) evitar las bebidas azucaradas (refrescos, cacao en polvo, zumos de brick…) y “algunos de estos contienen hasta 16 sobres de azúcar por cada medio litro, por lo que no son recomendables para nadie (y mucho menos si el paciente es diabético)”, según alerta riojasalud.es.

La principal fuente de hidratos deben ser frutas, verduras y lácteos y las legumbres. Además, los cereales (pan, pasta, arroz…) deben limitarse en la dieta. En cuanto a la fruta, lo recomendable es tomar tres piezas diarias y las mejores variedades para controlar la diabetes son los arándanos, frambuesa, grosella, limón, melón, mora, pomelo, sandía, albaricoque, ciruela, fresa, fresón, granada, kiwi, manzana, mandarina, maracuyá, melocotón, naranja, nectarina, papaya, paraguaya, pera y piña. Asimismo, deben evitarse las de mayor contenido en azúcar: breva, caqui, cereza, chirimoya, higo, mango, níspero, plátano, uva, piña en almíbar, melocotón en almíbar, uva pasa, dátil y dátil e higo seco.

Pero, ¿existen alimentos que ayuden a reducir los niveles de forma natural? lo cierto es que sí y además, alguna combinación de alimentos con arroz también puede lograrlo por extraño que parezca.

Así, estos son los alimentos que ayudan a bajar los niveles de azúcar en sangre:

1. El aguacate es una de las frutas que más ha aumentado su consumo en los últimos años a pesar de que no se trata de un producto barato. Sin embargo, su alto contenido en ácidos grasos hace reduce los niveles de glucemia debido a que estabiliza los valores de insulina.

2. La canela es un superalimento que además de favorecer la pérdida de peso, mejorar la capacidad cognitiva, proteger el corazón, ser un potente antioxidante, combatir las infecciones, mejorar el estado de ánimo y el funcionamiento sexual también ayuda a controlar la diabetes porque incrementa la sensibilidad de las células del organismo ante la acción de la insulina regulando la glucemia. Y todo ello con media cucharadita al día.

3. El ajo no se queda atrás en cuanto a propiedades y beneficios para la salud. Anticoagulante, antibacteriano, antifúngico, antioxidante, antiviral, ayuda a controlar la tensión arterial, a reducir el colesterol alto y a bajar los niveles de azúcar en sangre. Cuando se consume, ayuda a aumentar la cantidad insulina.

4. Los niveles altos de flavonoide (quercetina) de la cebolla se encargan de reducir los niveles de glucosa en sangre.

5. La manzana también es rica en quercetina y actúa de forma similar a la cebolla.

6. Las cerezas, arándanos, uva negra o lombarda son ricas en antocianinas, que ayudan a combatir el colesterol, las infecciones urinarias, son diuréticas y estabilizan los niveles de azúcar en sangre. También ayudan a disminuir la inflamación en los casos de artritis y gota y mejoran la capacidad visual.

7.- Las infusiones como la manzanilla o el té verde también son una buena forma de reducir los niveles de glucemia.

8.- ¿El Arroz? es uno de los hidratos de carbono por excelencia y su consumo debe ser limitado pero un estudio ha demostrado que si se combina con frijoles, el aporte glucémico se reduce de manera significativa, lo que permitiría hacer un mayor uso en los menús de las personas diabéticas.