La diabetes puede causar ceguera, infarto del miocardio, amputación de los miembros inferiores, insuficiencia renal, entre otras complicaciones. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) estas complicaciones se deben a que las personas que padecen la enfermedad no mantienen el cumplimiento de una dieta requerida para que la patología pueda ser controlada.

Esta es enfermedad crónica. El alimento que se consume se transforma y es empleado por el cuerpo para obtener energía. Un azúcar llamado glucosa entra al organismo por medio del torrente sanguíneo hasta el músculo, la grasa y otras células, donde se almacena o se usa como fuente de energía.

Las personas que padecen de esta enfermedad presentan niveles altos de azúcar en la sangre, debido a que su cuerpo no puede movilizar el azúcar desde la sangre al músculo y a las células de grasa para quemarla o almacenarla como energía. Es posible también que el hígado produzca demasiada glucosa y la secreta en la sangre. La insulina es una hormona producida por el páncreas para controlar el azúcar en la sangre. La diabetes puede ser causada por muy poca producción de insulina, resistencia a la insulina o ambas, así lo explicó el portal web Medline Plus.

El portal de salud y cuidado personal Tua Saudé aseguró que existen algunos remedios con productos naturales que pueden ayudar a controlar la diabetes; sin embargo, es importante mencionar que los remedios caseros no remplazan los que son recetados por el médico tratante y que es indispensable consultar con él antes de ingerirlos con el fin de evitar reacciones adversas.

Té de salvia: esta planta posee efecto hipoglucemiante, ayudando a disminuir el azúcar en la sangre y a controlar la diabetes e inclusive a regular el azúcar en la prediabetes. Para su preparación: colocar 2 cucharadas de hojas secas de salvia en 250 ml de agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos. Tomar máximo dos veces al día.
Té de carqueja: esta posee acción hipoglucemiante ayudando a mantener estable la glucosa en la sangre, esto debido a que posee acción depurativa y antioxidante. Para su preparación: se deben colocar 10 gramos de de carqueja en 500 ml de agua hirviendo, se debe dejar reposar durante 10 minutos. Se pueden tomar hasta 3 tazas al día.

Té de pata de vaca: la pata de vaca es una planta medicinal que posee una proteína que actúa de forma semejante a la hormona insulina en el organismo. Para su preparación: añadir 2 hojas de pata de vaca en una olla y agregar 1 taza de agua, mantener a fuego lento hasta hervir durante 5 minutos. Dejar reposar, colar e ingerir. Se puede consumir dos veces al día.
Té de canela: este producto ayuda al organismo a utilizar el azúcar, haciendo que disminuya su cantidad en la sangre, también controla la resistencia a la insulina y a la glucosa en la diabetes. ante el día. Para su preparación: se deben colocar 3 astillas de canela en una olla con 1 litro de agua, luego se debe llevar a fuego medio y se debe dejar hervir durante 5 minutos. una vez este tibio puede se puede ingerir esta debida varias veces al día.
Té de moringa: la moringa es una planta que posee muchos beneficios, uno de ellos es que posee un efecto hipoglucemiante natural. Puede ser consumido en té, pero también existe en cápsulas. Para su preparación: colar 250 ml de agua en una olla a fuego medio hasta que hierva, agregar 1 cucharada (10g) de hojas de moringa, tapar y dejar reposar durante 5 minutos, colar y beber 2 tazas al día.